Home / ANIMALES / 10 Cosas que no les gustan a los perros pero que seguimos haciendo…

10 Cosas que no les gustan a los perros pero que seguimos haciendo…

Un perro no es un gran juguete vivo para ti o tus hijos, sino también una gran responsabilidad, ya que prácticamente es otro miembro de la familia. Y los científicos han demostrado que nuestras mascotas peludas no siempre aman todo lo que les hacemos, como abrazarlas sin parar y gastarles bromas. Toleran esas acciones solo porque nos aprecian mucho.

1. Abrazarlo

© Humane Society of Greater Rochester / flickr

En el trascurso de ciertas investigaciones se descubrió que, al momento de abrazarlos, un 81,6 % de los perros mostraban al menos un signo de estrés o ansiedad, a un 7,6 % les gustó y un 10,8 % reaccionaron neutralmente. Los principales indicadores de estrés fueron orejas bajas, mirada triste (se puede ver el blanco de los ojos) o, por el contrario, ojos cerrados y cabeza girada hacia un lado para evitar el contacto visual con la persona que lo abraza. Así que, la próxima vez que decidas hacer esto, observa la reacción de tu mascota.

2. Tocarle el hocico

© Unknown / Imgur

Por lo general, los perros asocian cualquier acción desde arriba como un signo de amenaza. Si notas que tu amigo de cuatro patas retrocede, dándote la espalda y tratando de evitar tales caricias, deja de hacer lo que sea que estés haciendo. Esa es su forma de demostrarte su disgusto. Además, puede comenzar a defenderse y morderte.

3. Apresurarlo durante los paseos

© dog_rates / Twitter

Durante un paseo, el perro, además de hacer sus necesidades, también explora el mundo que lo rodea y conoce a sus representantes, es decir, socializa. Una gran ventaja de salir es el poder jugar y ejercitarse al aire libre con su amado dueño, algo que casi nunca puede hacer en casa. Por lo tanto, deja que disfrute de la caminata y no lo hagas volver a su hogar después de 5 minutos al aire libre.

4. Olvidarse de adiestrarlo

Todos, incluso las personas, necesitan un sistema de reglas que seguir para que no haya caos. En el caso de los gatos, todo está más o menos claro, ya que son criaturas que actúan por sí solas. Sin embargo, no podemos decir lo mismo sobre los perros. Definitivamente necesitan adiestramiento y reglas que no se pueden violar, de lo contrario, te arriesgas a tener una mascota mimada y perezosa que se comerá hasta el último par de tus zapatos. Por ejemplo, deben responder a su nombre y conocer ciertas órdenes como “siéntate”, “ven aquí”, “quieto”, “espera” y “suelta”. Durante el adiestramiento, el dueño:

Construye una relación sana y positiva con su perro.

Le enseña cómo comportarse en la sociedad y reaccionar a los demás.

Aumenta el nivel de sociabilidad del perro.

Le proporciona una cantidad suficiente de ejercicio para mantener el tono corporal y la descarga emocional.

5. Gritarle

© cizzorz / Twitter © naicookie1201 / Twitter

Por supuesto, a veces no puedes quedarte callado, porque en el centro de la sala de nuevo apareció un charco de orina. Pero los gritos no ayudan a lograr que tu perro te obedezca. Si subes la voz durante su entrenamiento, la mascota puede confundir su educación con un castigo. Por lo tanto, si hizo algo malo, deberías pensar que tal vez estaba aburrido o te perdiste un par de lecciones de adiestramiento. En lugar de reprenderlo, conversa con él manteniendo un tono estricto.

6. Vestirlo durante la temporada de calor

© dog_rates / Twitter

Durante la temporada de frío, debes asegurarte de que tu mascota no se enferme y esté bien abrigada. Pero no compres todos los atuendos para perros del mismo color de tu bolso o abrigo que encuentres. Después de todo, gracias al pelaje, el animal regula la temperatura de su cuerpo. Si aun así decides vestir a tu can, asegúrate de que no se quede atrapado en su ropa y no se sobrecaliente.

7. Asustarlo con sonidos fuertes

© GoldFalcon / Pikabu

El miedo es el gran problema de todos los perros. Algunos incluso nacen con una predisposición genética a este sentimiento. Si no están acostumbrados a ciertos sonidos desde la infancia, estos pueden convertirse en un trauma psicológico que solo puede ser tratado por un especialista calificado. Estos sonidos incluyen los ruidos producidos por una tostadora o microondas, fuegos artificiales, una aspiradora en funcionamiento o una secadora de pelo, etc. Si tu amigo de cuatro patas se asusta, entonces debes distraerlo de ese sonido con una golosina, y luego enseñarle que ese ruido no conlleva ningún peligro.

8. Hacerlo jugar con tus amigos que no le caen bien

© bad_igor82 / Twitter

No importa cuán buenos y amables, a tu parecer, sean tus amigos, puede que no le gusten a tu mascota. En este caso, no lo obligues a darles la pata y a tolerar las caricias. El perro tratará de protegerse a sí mismo y de protegerte a ti de un posible peligro, incluso si no hay amenaza. Por lo tanto, al estar entre gente desconocida, presta atención a si se esconde detrás de ti, gruñe o simplemente se da la vuelta y tolera cuando alguien lo toca.

9. Provocarlo por diversión

© dog_rates / Twitter

Al principio, el perro puede percibir tus provocaciones como un juego, pero con el tiempo entenderá que no es así. Por ejemplo, si sueles llamarlo para darle algo, pero no le das nada o simplemente tiras de su cola porque te parece divertido ver cómo se defiende, o simplemente te ríes de él, puedes perder la confianza del perro y, posteriormente, tu autoridad de dueño.

10. Permitirle estar en lugares con olores fuertes

El perro es capaz de memorizar y distinguir alrededor de 1 millón de olores, incluso a grandes distancias. Por lo tanto, debes tratar con cuidado esta maravillosa habilidad de tu mascota. Deberías saber que algunos olores pueden incluso dañar su olfato o causar alteraciones en su sistema nervioso. Cuando limpias tu departamento con productos que contienen cloro o usas un perfume, primero lleva a tu compañero de cuatro patas a otra habitación y dale su juguete o golosina favorita para evitar que se aburra.

¿Qué cosas que sueles hacer no le gustan a tu perro?

Foto de portada Humane Society of Greater Rochester / flickr

Fuente: https://genial.guru/

About Capuchino

Check Also

No hay nada más lindo que recibir un abrazo en el momento justo…

Los abrazos son fuentes de energía y de amor. Y no solo eso, también nos traen …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *